Un punto de encuentro para aquellos que sufren cualquier forma de dolor crónico en su propio cuerpo y para quienes lo sufren como pareja, familiares, amigos o personal médico y sanitario. Un lugar abierto a quien desee exponer su caso o estudios o consultar sus dudas o realizar encuestas específicas o desahogarse… cómo y cuándo se quiera.

miércoles, 3 de octubre de 2007

CHOCOLATE CONTRA EL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA

Casi a la vez Cathy y Roberto me remiten este artículo de BBC CIENCIA. Resulta curioso, a nivel particular, que desde que ha ido en aumento el dolor -casi ya un año- el cuerpo me ha pedido chocolate y casi todas las noches me como al menos media tableta -y, cuando no tengo porque se me olvidó comprar, nocilla, crema de cacao, que no es igual pero me engaña-. Siempre me ha gustado, pero tomaba una o dos porciones. También es cierto que es con leche y puede que sea puro vicio o un sustitutivo.

Así escribí el 24/04/07:

¿POR QUÉ EL AMOR NO BASTA?


Como chocolate
por si es verdad que, por si acaso,
un clavo saca a otro clavo.

Como chocolate
para no comerme las uñas,
para callar las voces amargas,
para darle al silencio
un recuerdo de dulzura,
para saber que siento.

Como chocolate
hora tras hora y lentamente,
para que no se acabe,
así, cual caramelo,
hasta que inevitablemente
se deshace.

Como chocolate
para borrar tus besos.

Como chocolate
y como chocolate
hora tras hora y lentamente,
así, cual caramelo,
para que no se acabe,
para soñar tus besos.



Más chocolate, menos fatiga
Chocolate
Los pacientes no registraron aumento de peso debido al chocolate.
Una pequeña porción de chocolate amargo puede contribuir a reducir los síntomas del síndrome de fatiga crónica, aseguran expertos británicos.

Los pacientes que tomaron parte en un estudio piloto experimentaron menos fatiga al ingerir chocolate negro con una alta concentración de cacao en comparación con aquellos que consumieron chocolate blanco teñido de marrón.

Los investigadores de la Escuela de Medicina Hull York señalaron que los resultados fueron sorprendentes, y creen que puede deberse a los efectos del chocolate oscuro en la serotonina del cerebro.

El consejo de los investigadores es que los pacientes consuman chocolate en dosis moderadas.

El síndrome de fatiga crónica (SFC), también conocido como EM (encefalomielitis miálgica) es un mal con una variedad de síntomas, pero caracterizado fundamentalmente por una fatiga muscular profunda luego del esfuerzo físico extremo.

El profesor Steve Atkin, a cargo del equipo y experto en endocrinología, dijo que la idea del estudio surgió luego de que un paciente experimentara una gran mejoría al cambiar el chocolate con leche que solía consumir por un chocolate negro con un elevado contenido de cacao.

Por esta razón, Atkin decidió hacer un experimetno con 10 pacientes, a los que se le suministraró 45 gramos de chocolate negro a unos y chocolate con leche a otros durante dos meses.

Los que consumieron chocolate negro manifestaron menos fatiga.

Polifenoles

Atkin no pudo menos que sorprenderse con los resultados de su experimento.

Si bien fue un estudio pequeño, dos pacientes regresaron a sus empleos después de seis meses de no trabajar
Steve Atkin, líder del equipo de investigadores
"Si bien fue un estudio pequeño -declaró- dos pacientes regresaron a sus empleos después de seis meses de no trabajar".

"El chocolate negro es rico en polifenoles, que ya han sido asociados en el pasado con beneficios para la salud tales como la reducción de la presión arterial", explicó el experto.

"Asimismo, los polifenoles mejoran los niveles de serotonina en el cerebro, sustancia que ha sido vinculada al síndrome de fatiga crónica", añadió.

!Si bien aún falta investigar en mayor profundidad para confirmar estos estudios, los pacientes no se perjudicarán por comer una pequeña cantidad de chocolate negro y ningún paciente ha ganado peso por ello", agregó Atkin.





_______________________________________________________________
Dolor crónico por problemas de espalda o columna, fibromialgia, esclerosis múltiple, artritis, artrosis, migrañas, oncológicos. etc; así como los problemas vitales y psicológicos que sufre el paciente y sus cuidadores.
Si deseas colaborar contando tu experiencia, publicando un artículo, realizar una consulta, sugerir un enlace, proponer una encuesta o cualquier otro tipo de participación, solo tienes que intentarlo. Somos muchos y no estamos locos.


Suscribirse a El Faro del Dolor




ARTÍCULOS RELACIONADOS



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © El Faro Del Dolor - Todos los derechos reservados.