Un punto de encuentro para aquellos que sufren cualquier forma de dolor crónico en su propio cuerpo y para quienes lo sufren como pareja, familiares, amigos o personal médico y sanitario. Un lugar abierto a quien desee exponer su caso o estudios o consultar sus dudas o realizar encuestas específicas o desahogarse… cómo y cuándo se quiera.

viernes, 16 de noviembre de 2007

LOCO

Estoy loco porque vivo con un perro dentro de mi cuerpo, Patán, que se adueñado de músculos y nervios y, aunque nadie sabe cómo exorcizarlo, los hombres no entienden por qué no me lo ha extirpado todavía, como si fuera masoquista y mi vida fuese una panacea.

Estoy loco porque la mayoría no me cree y, por lo tanto, para ellos miento o exagero.

Estoy loco porque soy un parásito, un ser que apenas hace nada por aumentar el progreso de su patria.

Estoy loco porque no gusto de banderas y patrias y fronteras.

Estoy loco porque pienso en los demás, porque me preocupo del mundo y de las personas, porque intento situarme en el lugar del otro y poner mi granito de arena.

Estoy loco por estar locamente enamorado de alguien que no me ama y me amaba y desea que desconecte mi corazón y escape de ella, como si fuera una lámpara o un electrodoméstico, porque no quiero ser una máquina ni un electrodoméstico.

Estoy loco porque necesito cariño y palabras de esperanza, porque espero el gesto o el sonido más nimiamente tierno que me llegue sin deber nada a cambio y me anime a creer en el ser humano y la vida.

Estoy loco porque no puedo dormir de dolor, si bien es un ardid, pues exagero y la vida es más llevadera y larga sin descansar.

Estoy loco porque me resisto a los hechos y denuncio la indolencia y egoísmo del mundo y sus habitantes sapiens sapiens.

Estoy loco por ser a la vez un niño y un viejo, siendo mi edad la cuarentena

Estoy loco por escribir poemas y epístolas y mensajes que no son leídos o son eliminados de la memoria cibernética por el alguien que me amaba y ya no me ama, porque sigo escribiendo y enviándole mis letras.

Estoy loco por ser un enfermo y tomar medicinas para suicidas, porque la desesperación me invita a pensar en ello, porque no puedo, en cambio, hacerlo, si deseo ayudar a crecer a mi hija.

Estoy loco por ser sincero y todo el mundo sabe que, con esa actitud, queda uno vendido para ser presa de las maniobras del prójimo.

Estoy loco por llamar a las cosas por su nombre, al abandono le digo abandono, a la traición la nombro traición, a la falta de lucha y de interés le llamo desidia.

Estoy loco porque no soy perfecto y mis palabras pueden ser dulces y amargas, pero no se me perdonan ni una ni otras y los gestos quebraron hace tiempo.

Estoy loco porque estropeo todo lo que toco y no toco.

Estoy loco por hablar solo y, encima, discuto conmigo y, si lloro, lo hago todo el día.

Estoy loco porque, en la desesperación absoluta, me acuerdo de no hacer daño si me fuera y dejarlo todo arreglado antes de, cara a evitar problemas a los quedasen.

Estoy loco porque aunque me lastimen sigo adelante junto de a quien sé que también produce arrebatos

Estoy loco por pensar y leer y buscar aprender algo más cada día.

Estoy loco por hablar de historia o de política o de filosofía o ciencia, en vez de superficialidades.

Estoy loco porque soy habitante del mundo de lo oculto, como un apestado o un leproso.

Estoy loco porque sueño utopías y humanos sensibles, donde no haya injusticias y todos seamos solidarios

Estoy loco por analizar lo que veo y eso es signo de pesimismo, diga lo que diga, incluso positivo.

Estoy loco porque ya estoy juzgado de antemano y siempre, siempre seré un enfermo loco.

Estoy loco porque soy distinto.

Estoy loco porque estoy rematadamente loco.





_______________________________________________________________
Dolor crónico por problemas de espalda o columna, fibromialgia, esclerosis múltiple, artritis, artrosis, migrañas, oncológicos. etc; así como los problemas vitales y psicológicos que sufre el paciente y sus cuidadores.
Si deseas colaborar contando tu experiencia, publicando un artículo, realizar una consulta, sugerir un enlace, proponer una encuesta o cualquier otro tipo de participación, solo tienes que intentarlo. Somos muchos y no estamos locos.


Suscribirse a El Faro del Dolor




ARTÍCULOS RELACIONADOS



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © El Faro Del Dolor - Todos los derechos reservados.