Un punto de encuentro para aquellos que sufren cualquier forma de dolor crónico en su propio cuerpo y para quienes lo sufren como pareja, familiares, amigos o personal médico y sanitario. Un lugar abierto a quien desee exponer su caso o estudios o consultar sus dudas o realizar encuestas específicas o desahogarse… cómo y cuándo se quiera.

domingo, 30 de septiembre de 2007

ENCUESTAS RECIENTES: DATOS ESTADÍSTICOS SOBRE EL DOLOR CRÓNICO

EL dolor crónico es uno de los síndromes más olvidados de los sistemas sanitarios nacionales. No es sólo una sensación personal de quienes lo sufrimos -extensible a la propia sociedad que nos rodea-, sino que los datos estadísticos y los informes profesionales de los médicos especializados en el dolor crónico tanto benigno como maligno.

Los datos que manejamos se refieren a España y Europa, pero pueden ser extrapolados a la mayoría de los países. A continuación presentamos un resumen de las encuestas e informes:

  • Más de cuatro millones y medio de españoles (el 12% de la población) padece dolor crónico.
  • la media europea: uno de cada cinco ciudadanos comunitarios sufre estas molestias, según la encuesta 'Pain in Europe', realizada en 16 países. Los nórdicos son los más afectados.
  • El dolor es el tema de salud que más preocupa a los españoles y, con todo, los galenos identifican múltiples deficiencias en su tratamiento. Muchos pacientes pasan de un especialista a otro sin obtener solución.
  • La mayoría de los españoles con dolor crónico no recibe tratamiento adecuado, según la primera Encuesta Europea del Dolor.
  • Más del 60% de los pacientes con dolor crónico no oncológico no tiene su dolor controlado.

  • Según la encuesta europea, basada en más de 14.000 entrevistas, afectados de todo el continente tienen quejas. El 40% opinaba que no estaba recibiendo un tratamiento adecuado de su dolor y el 38% no estaba satisfecho o sólo lo estaba un poco con su médico. Los pacientes creen que el galeno no considera el dolor como un problema y, de hecho, según el 12% su facultativo nunca ha medido la intensidad de sus molestias,
  • Una investigación realizada entre más de 500 pacientes con lumbalgia tratados en Unidades del Dolor españolas ilustra una de las causas del problema en nuestro país. Habían tardado unos 3,6 años en recibir tratamiento especializado en estos departamentos, pasando por múltiples especialidades. Los problemas más frecuentes eran la lumbalgia, ésta acompañada de ciática, protrusiones y hernias discales y artrosis.
  • El dolor crónico afecta a la calidad de vida y las relaciones familiares. El 69% considera que afecta a su calidad de vida, para el 58% repercute en sus relaciones familiares, un tercio sufre depresión y el 55% necesita asistencia a causa de sus molestias. Asimismo, la mayoría tiene problemas de sueño por culpa de su problema. Así, el 44% necesita hipnóticos para dormir y el 43% se despierta cada noche unas tres veces.
  • Los tratamientos no siempre son los más adecuados. Los fármacos más empleados (43% de los casos) son los antiinflamatorios no esteroideos (AINE). "Se utilizan los AINE en problemas degenerativos que no se producen por inflamación. De este modo no quitamos el dolor", comenta Manuel Rodríguez, presidente de la SED.
  • Fuentes autorizadas sitúan el coste total del dolor crónico para la sociedad en un nivel similar al producido por el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. La magnitud epidémica del dolor crónico en términos de sufrimiento humano y costes económicos para la sociedad son bien conocidos en el campo de la Medicina del Dolor. Sin embargo, éstos no son realmente valorados por la comunidad biomédica, los directores de la política social de las Administraciones públicas y el público en general. De todas formas, el impacto del dolor crónico no se debe de considerar únicamente desde un punto de vista económico, ya que el dolor crónico incide de una forma grave sobre la calidad de vida de millones de personas aquejadas de dolor, y que sin un tratamiento adecuado estas personas son incapaces, a menudo, de trabajar e incluso de desempeñar los más sencillos cometidos.
  • Los médicos de atención primaria no están bien formados, recetan medicación inapropiada (antiinflamatorios) o analgésicos de baja incidencia en vez de aplicar analgésicos puros. Por ende los primeros producen problemas gastrointestinales, hepáticos y renales mientras que los efectos de los opioides apenas es ninguno al respecto. Se podría salvo en los casos difíciles, atajar el dolor casi inmediatamente en la atención primaria. Es decir, persiste el recelo hacia los tratamientos efectivos -por asociación a la drogadicción- y se subestima la incidencia del dolor pensando que el paciente miente o exagera, o simplemente el médico careced de la formación adecuada.
  • La mayoría de las unidades de dolor no son multidisciplinares, por lo que se trata el problema parcialmente -anastésicamente- y no psicológicamente ni terapeúticamente, por lo tanto no como un síndrome, como lo es en verdad, sino como un simple problema analgésico.
  • El número de unidades de dolor es escasísimo respecto a la población total y la afectada. La media de distancia entre el domiclio y la unidad es de 25 Km.
  • El dolor es una realidad filosóficamente imperfecta, pues admitimos su existencia cuando somos nosotros los que sufrimos o bien acreditamos lo que otros nos comunican. Desde un punto de vista objetivo, no tenemos medios que nos ayuden a confirmar el nivel del dolor que un paciente nos refiere. Como mucho, podemos llegar a entender la realidad del dolor en aquellos casos en los que una agresión o una lesión tisular lo hacen obvio.

FUENTES Y ENLACES:

SITUACIÓN ACTUAL DEL DOLOR EN ESPAÑA. VISIÓN DE LOS PROFESIONALES (SED)

MÁS DEL 60% DE LOS PACIENTES CON DOLOR CRÓNICO NO ONCOLÓGICO NO TIENE SU DOLOR CONTROLADO


LA MAYORÍA DE LOS ESPAÑOLES CON DOLOR CRÓNICO NO RECIBE TRATAMIENTO ADECUADO, SEGÚN LA PRIMERA ENCUESTA EUROPEA DEL DOLOR

APUNTES. EL DOLOR CRÓNICO EN ESPAÑA (elmundo.es/salud/dolor)

EL DOLOR CRÓNICO AFECTA A LA CALIDAD DE VIDA Y A LAS RELACIONES FAMILIARES (elmundo.es/salud/dolor)


EVALUACIÓN Y TRATAMIENTO PSIQUIÁTRICO DEL DOLOR CRÓNICO


_______________________________________________________________
Dolor crónico por problemas de espalda o columna, fibromialgia, esclerosis múltiple, artritis, artrosis, migrañas, oncológicos. etc; así como los problemas vitales y psicológicos que sufre el paciente y sus cuidadores.
Si deseas colaborar contando tu experiencia, publicando un artículo, realizar una consulta, sugerir un enlace, proponer una encuesta o cualquier otro tipo de participación, solo tienes que intentarlo. Somos muchos y no estamos locos.


Suscribirse a El Faro del Dolor




ARTÍCULOS RELACIONADOS



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © El Faro Del Dolor - Todos los derechos reservados.