Un punto de encuentro para aquellos que sufren cualquier forma de dolor crónico en su propio cuerpo y para quienes lo sufren como pareja, familiares, amigos o personal médico y sanitario. Un lugar abierto a quien desee exponer su caso o estudios o consultar sus dudas o realizar encuestas específicas o desahogarse… cómo y cuándo se quiera.

martes, 30 de marzo de 2010

TIPOS DE DOLOR

El dolor se genera de múltiples formas. Lo más característico es la lesión traumática; es decir, golpe, torcedura o estiramiento excesivo de alguna zona de nuestro cuerpo.

También existe el dolor sin aparente causa, como el dolor de cabeza (cefalea) o el dolor "central".

En forma general, independiente de si su causa es conocida o no, conviene clasificar el dolor.


Clasificación del dolor.

a) Dolor agudo: Aquel que se inicia en forma brusca, repentina, súbitamente, como producto de una lesión por algún agente externo.

Ejemplos: Torcerse un tobillo, producirse una quemadura, etc.

b) Dolor crónico: Aquel que lleva un tiempo en nuestro organismo, sin llegar a desaparecer por completo. A veces puede durar meses e incluso años.


Tipos de dolor.

Cada persona posee un nivel de sensibilidad diferente, que le permite describir su dolor con diferentes términos. Se resume a continuación algunas de las más comunes.

1) Dolor Punzante: El que se percibe como un punto muy localizado, como al clavarnos con algún objeto puntiagudo.
2) Dolor Quemante: El que se percibe como producido por calor; sin que haya existido exposición al mismo necesariamente.
3) Dolor Opresivo: El que se percibe como si se estuviera presionando constantemente contra la zona que duele.
4) Dolor Sordo: El que es difícil de localizar, sin característica específica y la mayor parte de las veces difícil de reproducir.

Objetivos del dolor.

Aunque pudiera parecer irónico, el dolor persigue un objetivo en nuestro cuerpo: ser una alarma que nos permita evitar seguir utilizando la zona afectada con riesgo de aumentar su lesión. Normalmente se asocia a inflamación que persigue la reparación de la estructura que resulte dañada. El dolor intenta, por lo tanto, evitar un daño mayor.

No tomar en cuenta esta alarma, se traduce en un aumento del dolor y el compromiso progresivo de estructuras vecinas hasta lograr el objetivo del dolor: la inmovilización refleja de la zona. Este tipo de dolor crónico se le conoce con el nombre de Dolor Miofascial.

Sin embrago, cuando el dolor se mantiene en el tiempo a pesar del reposo, se produce una "memorización" del mismo en el cerebro, que se encarga de mantener el dolor en forma constante, aunque la lesión o daño que lo provocaron ya no existan: se produce entonces el Síndrome de Dolor Crónico, conocido también como dolor neurogénico o mantenido por el sistema simpático.


Fuente: Curso CONTRAATAQUE AL DOLOR, Capítulo Primero.



TELEVISIONES EN DIRECTO tu web de televisión on line


_______________________________________________________________
Dolor crónico por problemas de espalda o columna, fibromialgia, esclerosis múltiple, artritis, artrosis, migrañas, oncológicos. etc; así como los problemas vitales y psicológicos que sufre el paciente y sus cuidadores.
Si deseas colaborar contando tu experiencia, publicando un artículo, realizar una consulta, sugerir un enlace, proponer una encuesta o cualquier otro tipo de participación, solo tienes que intentarlo. Somos muchos y no estamos locos.


Suscribirse a El Faro del Dolor




ARTÍCULOS RELACIONADOS



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © El Faro Del Dolor - Todos los derechos reservados.