Un punto de encuentro para aquellos que sufren cualquier forma de dolor crónico en su propio cuerpo y para quienes lo sufren como pareja, familiares, amigos o personal médico y sanitario. Un lugar abierto a quien desee exponer su caso o estudios o consultar sus dudas o realizar encuestas específicas o desahogarse… cómo y cuándo se quiera.

lunes, 14 de enero de 2008

FRIDA DOLORES KAHLO (el lenguaje del dolor)

FRIDA DOLORES KAHLO

(el lenguaje del dolor)




"Mi pintura lleva un mensaje de dolor. Ha completado toda mi vida."

Frida Kahlo.



Mi Nacimiento (1.932)


Hablar de alguien significa inventar a otra persona y esto es más cierto aún cuando no se la ha tratado o siquiera se la ha conocido. Sin embargo, bajo esa premisa, nadie podría referirse a nadie, pues sería preciso poder acceder a la mente ajena. Incluso hasta el protagonista suele modificar el relato de los hechos sin motivo o intención, pues los entresijos del cerebro a menudo construyen una realidad distinta a la vivida. Pues el cerebro, como en casi todo lo relacionado con el exterior, crea una realidad y existe la realidad porque la crea.



Las Dos Fridas (1.939)


Cuando el aludido o sujeto de nuestros razonamientos y descripciones, por ende, posee el reconocimiento público, pasamos a construir ‘personajes’ a partir de ese individuo único. Si en condiciones normales creamos una idealización del otro –la más de las veces a partir de prejuicios o de unos retazos de información-, cuando hablamos de alguien afamado nos solemos llevar por uno de sus ‘personajes’ o roles. Si en las relaciones habituales la idealización del prójimo se compone de sensaciones instintivas y de los resultados de la interacción con aquél en términos positivos, negativos o neutros, en la persona destacada y no existiendo interacción física la idealización se basa en lo que de tal persona recopilamos –imágenes, hechos, obras…- y de lo que nos agradaría que fuera ella y, al tiempo, que nosotros mismos fuéramos en contraposición a esa persona.


Autorretrato con Collar de Espinas (1.940)


También la otra persona, en especial las famosas, crean un propio personaje de sí mismas y fomenta la imaginación de cada uno de nosotros. Y este hecho, en ocasiones, podrá perdurar más allá de la vida de aquella. O se incrementa, al pasar a convertirse en lo que denominan un mito o una leyenda –palabras aplicadas por exageración periodística común- y son más ‘comerciales’ que cuando vivían –esta circunstancia no tiene que ser positiva necesariamente; así la obra culmen de Miguel de Cervantes es más famosa como elemento decorativo y de distinción en todo hogar que por su aborrecida lectura no realizada.


El Sueño -La Cama- (1.940)


Actualmente Frida Kahlo se ha transformado, después de unos cuantas décadas muerta, en, por un lado, tantas Fridas como se deseen y como una marca comercial, por otro. Frida la defensora de los indios, Frida la restauradora del arte precolombino, Frida la feminista, Frida la rebelde, Frida la bisexual o la lesbiana, Frida la fea, Frida la libidinosa y deseada, Frida la provocativa, Frida la loca, Frida la coja, Frida la fibromiálgica, la Frida uniceja, la Frida sangrienta, la Frida indecente, la Frida alcohólica y drogadicta, Frida la narcisista y ególatra, Frida la comunista, Frida la promiscua, Frida la exhibicionista, Frida la antigringa, Frida la cornuda, Frida la estéril, Frida generosa y hospitalaria, Frida la esposa de, la Frida marca comercial, la Frida de los documentales y libros de ensayos, la Frida cinematográfica… Ella misma indujo -y gustó de ello- a que crearan esos o más personajes y, por ende, a los humanos nos encanta disponer de leña para la palabrería y a alzar a los altares y destronar a alguien de un momento para otro. Para ello ayudó sobremanera la realización de la cinta cinematográfica liderada por Salma Hayek y adecuada al pensamiento light-políticamente correcto-con una pizca de pimienta. Y como una corriente imparable, el mundo se postró ante su ceniciento pie –para alegría de sobrinos y descendientes de éstos y de los poseedores de sus obras y México todo.


Raíces (1.943)


En sí casi ninguna de las descripciones se equivoca en mucho. No porque yo la hubiese tratado –no cuadran los años- o por ser un erudito, sino porque todos somos un poco de todo, aunque ejercitemos en mayor o menor medida nuestros roles y facetas públicos. Tal vez la suma de todos diera como resultado Frida y no seré yo quien entre a discutir si están en lo cierto o no o si existe excesivo espíritu mercantilista, más que nada porque para muchos es algo más que una persona y es para bastantes mejicanos casi como de la familia.



La Columna Rota (1.944)


Empero hecho de menos una mayor profundización en lo que para mí sería la línea conductiva de Frida Kahlo: el dolor. Es posible que se deba a que casi nadie lo ha abarcado desde su propio prisma; es decir, desde la experiencia personal en relación con el dolor. Mi propósito y mis circunstancias personales me permiten intentarlo y llevarlo a cabo con el convencimiento de que el dolor marca la vida de los que lo padecen mucho más de lo que se puede imaginar, tanto por su constante presencia como por la eterna soledad y problemas psíquicos que conlleva.


Sin Esperanza (1.945)


Primero fue la polio, la cual se podría decir que, vitalmente, la superó. Pero las consecuencias del accidente viario del que fue víctima perdurarían durante toda su existencia. Y, desde ese día su existencia se centró mayoritariamente en una cama y una habitación como hábitat –adornada en ocasiones con un corsé de escayola o metálico, con una muletas o una silla de ruedas. Ella lo escribió en varias ocasiones y ruego al lector imaginarse en el lugar de un enfermo encamado, sin nadie que se acuerde apenas de uno, minuto tras minuto dolorido y solo, mirando un techo, un armario, una ventana, cuatro paredes, escuchando a lo lejos la vida y no estar en ella, pensando y repensando sobre uno mismo, su destino, su futurible existencia si no se encontrara en tal estado, buscando en cualquier resquicio una leve esperanza o un pedacito de ternura y comprensión, poder amar y no sentir que eres una carga o un molesto recuerdo del que huyen. Su pareja de entonces huyó, sus padres no sabían cómo mantenerla y casi se arruinan, su padre advirtió a Rivera de que no era, ni mucho menos, un buen partido cuando pidió su mano, no podía tener hijos, su esposo –aunque lo supiera de antemano, el sufrimiento no se resta- gustaba de todo lo que llevase faldas -hasta de su cuñada, hermana de Frida-, dependía económicamente de otros, dependía sanitariamente de un milagro que nunca llegaría… Pese a tener suerte respecto a dar con un marido que la mantuviese, Frida Kahlo vivía básicamente con el dolor físico y la soledad y con el dolor del desamor y de no poder ser algo tan natural o cotidiano para la mayoría como una simple y sencilla persona normal.


Árbol de la Esperanza, Mantenme Firme (1.946)


Probablemente, hoy en día, su padecimiento hubiese sido atenuado, mas, empero, creo que el diagnóstico hubiese sido el mismo: dolor neuropático como consecuencia de las lesiones y de las secuelas postoperatorias. No deseo entablar una discusión con otros autores sobre si sufría fibromialgia, deducida de los puntos de dolor marcados en su obra LA COLUMNA ROTA (1.944); no obstante debo indicar que dichos puntos -los clavos grandes y sin contar los del corazón o los pequeños, que serían más bien simbólicos- son los marcados por cualquier paciente –y me incluyo- con dicho dolor asociado a lesiones de columna y buscar una causa reumatoide a una columna destrozada me parece, sinceramente, rizar el rizo –con todo la calificación es lo que menos importa, pues lo relevante es el dolor crónico en sí y sus consecuencias, tales que mentiría si no hubiese deseado al prójimo que lo sufriera, en un enfado, al menos un par de meses como uno de los peores males con los que se pudiese maldecir a alguien; así mismo depende de cómo definimos la fibromialgia o dónde la incluimos sin en reumatología o en dolor neuropático, pues si los estudios lo achacan a causas bioquímicas no entiendo el interés y la confusión (véase, respecto al diagnóstico, por ejemplo, los artículos FIBROMIALGIA, PESADILLA DE FRIDA KAHLO y LOS DOLORES DE FRIDA; y, respecto a su definición o para saber más del tema, la sección de EL FARO DEL DOLOR, FIBROMIALGIA Y SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA y en la palabra clave de búsqueda –por actualizarse la anterior sección cada uno o dos meses- FIBROMIALGIA –actualizada día a día-, en lo que se refiere a la fibromialgia, y respecto al dolor neuropático la sección DOLOR NEUROPÁTICO y COLUMNA Y ESPALDA y las etiquetas o palabras claves de búsqueda DOLOR NEUROPÁTICO, COLUMNA Y ESPALDA y ENFERMEDADES MUSCULOESQUELÉTICAS).


El Venado Herido (1.946)


Creo así mismo que su pintura está marcada por, además de los elementos indígenas, símbolos reiterados en los pintores que sufren enfermedades asociadas a dolor crónico. Por un lado, el autorretrato. Algunos la tildan de egocéntrica por ello, más, como bien dijo, pasar muchas horas frente a su reflejo y con poco más que ver suelen llevar a convertirse a uno mismo en modelo. Un modelo que se distorsiona, que desea escapar, que intenta volar, que lleva marcado el sufrimiento. En ese sentido, me hacen gracia los críticos porque lamentan que en un periodo intentó vivir de tales retratos realizados uno tras otro; gracia porque ella descubrió que le pagaban por ello y que, tal vez, podría liberarse de, por aquel tiempo, su ex-esposo y su dinero: ¿sería la primera artista que lo hace o los talleres de los grandes pintores y su producción programada y delegada no existieron?


Flor de la Vida (1.947)


La contraposición de los contrarios –el sol-la luna, la noche-el día, la vida-la muerte, la fantasía y lo real…-, sin dejar de lado sus evidentes significados, también guardan mucha relación con el dolor: la noche insomne y dolorida se hace eterna, el carácter viaja de la esperanza a la desesperación, de la alegría a la ira, conductas similares a la bipolaridad. Por la noche, el dolor se agranda, el silencio aumenta, la soledad crece y el tiempo se detiene; se anhela que llegue el día, porque es posible que traiga algo de esperanza y compañía. La realidad es como una cárcel, prisionera de su cuerpo y sus circunstancias, con un cerebro que detesta su propio ser físico y del que no puede librarse sino es a través de la fantasía. Así que tenía razón y no era surrealista, sino, diría yo, su-realista. Al tiempo sus animales aparecen porque son parte de su compañía, de los hijos que no tenía y de las vivencias que no podía tener y acogerse a lo nativo puede significar aferrarse a un pasado en el que no era dolor. Su sexualidad es emulación de su marido e intención de vivir intensamente. Sus tendencias políticas –un tanto superficiales- son parte lo mismo y parte un deseo de desear a los demás lo mejor, de pretender aportar, desde su reclusión, algo en beneficio del bienestar de toda la humanidad y, por lo tanto, también una proyección de sus ansias de volar y de vivir, de libertad frente a su cuerpo.


El Abrazo de Amor del Universo, la Tierra (México), Yo, Diego y el Señor Xolotl (1.949)

Todo mezclado con el dolor del desamor y con sus problemas –secuelares- mentales: ¿quién puede ser eternamente fiel a alguien encamado, que no tiene mucho que contar cada día –más allá de donde le duele o no-, que se torna arisco e introvertido en la intimidad –otra cosa es el mantener su figura pública-, cada vez más depresivo, cada vez menos hermoso y más deformado, día a día dependiendo de opiáceos –los cuales mudan la realidad, producen alucinaciones, así como adicción y decadencia cuando su aplicación era la de aquellos años y no bajo las pautas y avances médicos y tecnológicos actuales. Pero es más fácil hablar a la ligera y simplificar con epítetos rotundos y sensacionalistas.


El Círculo -Yo Soy la Desintegración- (1.951)

Su vida, pese a estar cerca de la muerte y el deseo de suicidio, es un ejemplo de resistencia y de no permitir la derrota –aunque la sufriese-, superando todas las veces que tuvo que pasar por quirófano –habría que recordar a algunos o pensar lo que se sufre en una sola- y la amputación: no me extrañaría que yo en lugar hubiese tomado las de Villadiego y hubiese abandonado ese tipo de vida para siempre. Su obra es, además, una de las mejores expresiones de lo que significa ser y de la búsqueda del conocimiento de uno y de intentar entender la realidad y lo que tiene o no tiene sentido. Su obra –también la escrita- representa su propia vida y los adornos que su imaginación, tanto en sentido trágico como alegre, forman parte de ésta, inseparablemente, porque la existencia de uno se compone de lo visible y de lo que la mente de uno va elaborando. Y ese es precisamente su legado: mostrarnos lo que nadie había mostrado, la vida en su crudo sentimiento, en toda su crueldad, amargura. sus sueños y belleza, sinceridad pura, desnudez total y limpia, como si hubiese ido agrupando cada idea, por muy inconveniente o absurda, que su mente elaborase y fuese proyectada en sus pequeños lienzos, como una Columna de Trajano que narrase su existir.



Autorretrato con el Retrato del Dr. Farill (1.951)


Posiblemente porque nunca se plantease o creyese del todo que realizara arte –y cuando lo supo se imitó o ya era más morfina que agua- y simplemente fuese como hacer ganchillo, con su mismo detallismo y paciencia, con su misma ansia de trascender al tiempo cotidiano para vivir en un mundo donde no importase la forma sino el sentimiento y el amar –sus obras son en su mayoría tablillas de pequeño tamaño.


Congreso de los Pueblos por la Paz (1.952)


Esta es mi Frida y así la hago llegar al viento, por si su recuerdo me sirviese para ser un poco libre de la realidad, para crear y dar vida a mi propia realidad.



El Marxismo Dará Salud a los Enfermos (1.954)


PARA SABER MÁS:

Webs:

(existen muchísimas páginas dedicadas a Frida Kahlo, tal como se puede comprobar en cualquier buscador: sólo presentamos una muestra)

Libros:

  • Diario Íntimo (Frida Kahlo)
  • Frida (Hayden Herrera)
  • Frida Kahlo (Rauda Jamis)
  • Frida Kahlo -1.907 a 1.954-: Dolor y Pasión (Andrea Kettenmann)
  • Frida: La Pasión Hecha Mujer (Diana Fernández Irusta)

Estos dos libros no se refieren a ninguna persona, perpo sirven para entender qué se siente en el dolor:

  • El Aprendizaje del Dolor (Fernando Bárcena)
  • Ante el Dolor de los Demás (Susan Sontag)

(Si alguien los quisiera leer en versión digital o e-books, pueden remitirme un correo eléctrónico y se los adjuntaré en la respuesta)

Documentales:

  • La vida y la época de Frida Kahlo
  • Vida y Muerte de Frida Kahlo
  • Frida

(Y la película Frida, producida y protagonizada por Salma Hayek. Todos ellos se pueden descargar en Ares, por ejemplo, u otro programa similar).



TELEVISIONES EN DIRECTO tu web de televisión on line


_______________________________________________________________
Dolor crónico por problemas de espalda o columna, fibromialgia, esclerosis múltiple, artritis, artrosis, migrañas, oncológicos. etc; así como los problemas vitales y psicológicos que sufre el paciente y sus cuidadores.
Si deseas colaborar contando tu experiencia, publicando un artículo, realizar una consulta, sugerir un enlace, proponer una encuesta o cualquier otro tipo de participación, solo tienes que intentarlo. Somos muchos y no estamos locos.


Suscribirse a El Faro del Dolor




ARTÍCULOS RELACIONADOS



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © El Faro Del Dolor - Todos los derechos reservados.